Remedios para equilibrar las emociones

aEncarar el futuro con toda la  esperanza posible, alejar los pensamientos negativos, ganar la partida al miedo… todo ello puede conseguirse con las flores de Bach originales, consistente en un conjunto de treinta y ocho esencias florales, totalmente originales cien por cien, que pueden ayudar a solucionar éstos y otros muchos problemas emocionales.

Madreselva para hacer frente al desánimo

Las personas que viven continuamente en el pasado y sienten que sus días buenos han quedado atrás y que ven un futuro poco prometedor, les aconsejamos que recurran a la madreselva. Y es que esta original flor de Bach ayuda a apreciar el presente y a poder afrontar con esperanza el futuro. Si por ende, la sensación de vacío o de pérdida te inunda, puede mezclar un poco de madreselva con leche de gallina, una esencia que da calma y consuelo. Este preparado resulta ideal para superar cualquier estado de shock.

Alerce para ganar seguridad en uno mismo

Si tu autoestima te está tocando, prueba a buscar apoyo en el alerce, una flor que ayuda a confiar en tus posibilidades y verte capaz de conseguir todos tus objetivos. Si te sientes inferior por algún rasgo de tu personalidad o por algún defecto físico, puedes cantarte por el manzano silvestre, la esencia de los pensamientos obsesivos y de los complejos. Si lo que necesitas es mayor seguridad y aplomo para aprender a decir “no” a los demás, tu esencia florar es la centaurea.

Castaño dulce para recuperar la serenidad

Para alejar las preocupaciones, la flor de Bach más indicadas, es el castaño dulce, perfecta cuando alguien se encuentra al borde de sus fuerzas y sobrepasada. Este remedio florar aclara la confusión mental y facilita la toma de decisiones.

Pon fin al insomnio con el castaño blanco

Esta flor ayuda a conciliar el sueño a todas aquellas personas que tienen dificultades a la hora de dormir por las noches porque están dándoles vueltas a la cabeza con algún asunto. Si se atraviesa un período de estrés y no se puede dormir de agotamiento, tanto mental como físico, se puede optar por esencia de olivo.

Si es la primera vez que tomas flores de Bach

Si nunca antes has seguido un tratamiento con estas esencias florales, te damos algunos consejos a seguir.

En primer lugar es recomendable tomar cuatro gotas de la flor de Bach elegida, cuatro veces al día. Si es necesario, se irá incrementando la frecuencia, pero no la dosis.

Lo mejor para tomarlas es nada más despertarse, a media mañana, a media tarde y antes de irse a la cama. Si la toma es porque se necesita superar algo en concreto como el miedo a hablar en público, a volar, etc., se debe hacer diez minutos antes de realizar la actividad. Si coincide con una comida se debe tomar diez minutos antes de sentarse en la mesa o bien diez minutos después de comer.

Cualquier persona puede tomar las flores de Bach, ya que no tiene ningún tipo de efectos secundarios ni ningún tipo de contraindicaciones. En caso de sufrir problemas de hígado o con el alcohol, se pueden diluir las esencias florares en agua o en vinagre.