Remedios naturales para aliviar una micción dolorosa

sLa micción dolorosa o “disuria”, como se conoce este trastorno en términos médicos, es una sensación molesta a la hora de orinar que aunque no es una afección como tal, es un síntoma de problemas de tipo urinario como por ejemplo, la cistitis. El dolor puede notarse en la zona exacta donde la orina sale o detrás del pubis, de la próstata o de la vejiga.

Una infección provocada por hongos o bacterias o incluso por la inflamación de órganos como la uretra, los riñones o la vejiga, pueden dar origen a este ardor o dolor en el momento de orinar.  Y es que las vías urinarias son un complejo muy sensible compuesto por los órganos descritos anteriormente, los cuales se encargan de desempeñar un papel esencial en la salud de las persona.

Un remedio con vinagre de manzana

El vinagre de manzana cuenta con propiedades antimicrobianas que ayudan a combatir las bacterias causantes de las infecciones que provocan dolor.

Ingredientes necesarios:

  • una cuchara de vinagre de manzana
  • una cuchara pequeña de miel

Se mezclan los dos ingredientes y se debe tomar durante dos veces cada día. Para que los resultados sean mejores, es aconsejable diluir una taza de vinagre en agua.

Remedio con limón

El ácido del limón se convierte en un compuesto alcalino cuando es digerido y debido a su capacidad para conseguir regular el pH de la sangre, ayuda a disminuir la acidez así como a frenar la sensación tan molesta de querer orinar continuamente. La acción antibacteriana del limón también ayuda a disminuir la gravedad de cualquier infección.

Los ingredientes que se van a necesitar son:

  • un limón
  • una cuchara de mil
  • un vaso de agua

Se exprime el zumo del limón y se diluye con un vaso de agua templada para después agregarle una cuchara de miel. Se debe tomar en ayunas y dos veces más cada día.

Remedio con pepino

El pepino es muy rico en agua y tiene propiedades antioxidantes que contribuyen a reduir la retención de líquidos ayudando a facilitar la eliminación de las toxinas. Junto con las propiedades antibacterianas del limón y de la miel, se conseguirá combatir la infección.

Ingredientes:

  • una taza de jugo de pepino
  • una cuchara de miel
  • un limón

Se extrae el zumo del limón y se mezcla con una cuchara de miel y el zumo del pepino. Se debe tomar este remedio dos veces cada día.

Remedio con zanahoria

El zumo natural de zanahoria estimula la orina, lo que contribuye a liminar las bacterias causantes del ardor a la hora de orinar.

Ingredientes necesarios:

  • cuatro zanahorias
  • dos naranjas
  • media taza de agua

Se lavan y se pelan las zanahorias. Por otro lado se extraer el zumo de las dos naranjas y se mezcla los dos ingredientes con la media taza de agua. Se debe beber inmediatamente.