Remedios para las manchas hepáticas

Las manchas hepáticas suelen aparecer con el paso del tiempo en ciertas zonas como la cara o las manos, y aunque no son un problema grave, se puede reducir su apariencia. Por eso vamos a enseñaros algunos remedios caseros para eliminarlas de la piel.

Cúrcuma

La cúrcuma es un remedio blanqueado que ayuda a que el tono de la piel se “empareje”. En este caso es muy útil ya que ayuda a tener una piel tersa y del mismo color. Para preparar este remedio se necesita media taza de leche y una cuchara de polvo de cúrcuma. Se mezclan ambos ingredientes hasta conseguir una pasta sin grumos y homogénea y se aplica donde se considere necesario, preferiblemente por la noche, para que actúe durante la misma y evitar una exposición perjudicial al sol.

Cebolla

Este alimento además de su sabor, funciona también para aclarar la piel debido a la enorme cantidad de vitamina C que tiene en su interior y que la convierte en un aclarador natural muy potente para cualquier tipo de piel.

En este caso debes cortar por la mitad una cebolla y aplicarla de forma circular en las zonas afectadas. Se deja actuar sin aclarar, recomendándose su aplicación por las mañanas y por las noches.

Aloe vera

Gracias a los componentes del aloe vera, el tono marrón que provocan las manchas hepáticas, se aclara. Para ello hay que extraer con cuidado la pulpa de la sábila y lavar a continuación con agua para quitar el yodo que sobra y trabajar con la zona más pura de esta planta.

A continuación se licua hasta conseguir una pasta grumosa que debe aplicarse en las áreas que necesitan aclararse. Se deja actuar durante una hora y se lava la zona con abundante agua. Se repite dos veces al día, por la mañana y por la noche.

También se puede aplicar una capa de aloe vera en la zona necesaria para dejar que actúe solamente durante ocho horas.

Pepino

Las propiedades que tiene el pepino se consideran también purificadoras y blanqueadoras. Se recomienda usarlo por las noches para que la mascarilla actúe sobre la piel y conseguir mejores resultados.

Hay dos opciones para usar este ingrediente, una es frotarlo directamente sobre la piel, en cuyo caso tendrá que actuar durante cuarenta minutos, para después aclararlo con agua templada. La otra es licuar medio pepino hasta conseguir una pasta espesa que debe aplicarse en la zona en la que se tengan las manchas y dejar que actúe durante veinte minutos, para después retirar la pasta con agua fría abundante.

Las manchas hepáticas cuando se tratan a tiempo, no suponen ningún problema grave, por eso lo mejor es comenzar cuanto antes con cualquiera de estos remedios caseros según las instrucciones dadas y ser constantes en su aplicación, entendiendo también que las mismas son una condición de la piel propia.