La dieta antiinflamatoria

dieta-antiinflamatoria-3Muchas condiciones de malestar y enfermedad, a menudo se asocian con un estado inflamatorio. La inflamación es una defensa del organismo a causas externas, como la fiebre.

Es bueno no sobrecargar el organismo en caso de inflamación, reduciendo los alimentos que la favorecen.

Los principales alimentos “proinflamatorios“, son los de origen animal, (excepto el pescado rico en ácidos grasos omega-3), en particular carne, embutidos, queso y huevos, ya que son ricos de una sustancia, el ácido araquidónico, a partir del cual el organismo sintetiza las prostaglandinas inflamatorias.

La presencia de nitritos en los productos cárnicos, también promueven la inflamación.

Muchos estudios han encontrado niveles elevados de mediadores inflamatorios, en las personas que consumen habitualmente:

– Carne
– Carne conservadas
– Grasas hidrogenadas
– Papas fritas
– Dulces
– Bebidas azucaradas
– Harina refinada
– Quesos grasos

Esos niveles son en cambio más bajos, en las personas que prefieren:

– Cereales integrales
– Frutos secos
– Vegetales verdes
– Fruta
– Té

Las condiciones que promueven la inflamación, además de los alimentos, son:

– Sobrepeso (las personas excedidas de peso son más propensas a las enfermedades inflamatorias)

– Diabetes (los diabéticos sufren con más frecuencia de infecciones).

Para combatir la inflamación se deben eliminar el azúcar y los alimentos que la contienen, bebidas azucaradas, especialmente dulces industriales y dereales azucarados.

Aumentar el consumo de alimentos con propiedades anti-inflamatorias, entre los cuales el más adecuado es el arroz integral.

El arroz integral contiene una sustancia, no presente en el arroz blanco, que contrarresta los procesos inflamatorios.

Otros alimentos aconsejados para reducir la inflamación son:

– pescado rico en ácidos grasos omega-3

– semillas de lino ricas en ácidos grasos omega-3, en forma de ácido alfa-linolénico

– aceite de oliva virgen extra

– aceite de arroz

Las verduras que deben adoptarse en una dieta anti-inflamatoria son:

– raíces,
– hierbas silvestres
– coles
– ensaladas de hojas gruesas como la achicoria
– hojas de rábano
– nabos
– calabaza

En cuanto a la fruta, preferir sólo manzanas, peras y membrillos, cocidos sin azúcar.

En resumen, en caso de inflamación, se debe seguir una dieta por unos días, consistente en:

– Arroz integral muy bien cocido

– Cremas de zanahoria, calabaza, calabacín o hinojo

– Pescado azul hervido con un poco de aceite de oliva virgen extra

– Manzanas o peras cocidas y sin azúcar

Esta dieta ayuda a desintoxicar el hígado y reducir el estado inflamatorio.