Como la naturaleza puede ayudar a la salud

verde¿Quiere aliviar el estrés y la ansiedad, y también bajar la presión arterial? La Madre Tierra no ha sido una prioridad durante muchos siglos, pero hoy en día hay más de una razón para llevarla nuevamente al lugar que le corresponde.

Concentrarse en la naturaleza puede ayudar realmente a la salud: pasar tiempo en el parque, un paseo por el bosque o intensificar el vínculo con el jardín de su casa puede dar muchos beneficios, tanto física como psicológicamente.

Una cura clásica

Ya hace más de mil años, los médicos creían que las plantas y jardines ayudarían a sus pacientes a mejorar su estado de salud. Pero con el tiempo, las curas naturales dieron paso a los establecimientos sanitarios, más estériles, más eficientes, pero, por desgracia, más tristes. Hoy en día, varios estudios han demostrado que los pacientes hospitalizados que pueden ver paisajes naturales o visitar jardines tienen menos ansiedad, mejor estado de ánimo, una menor necesidad de aliviar el dolor y una recuperación óptima.

Estamos viendo un retorno a la naturaleza y el hospital St. Joseph Healthcare Hamilton, una instalación en el sur de Ontario (Canadá), ha revisado estas investigaciones antes de diseñar un nuevo y hermoso centro de cirugía con instalaciones y colores inspirados en la naturaleza. “La medicina está reconociendo cada vez más que la mente y el cuerpo no están separados, y lo que sucede a uno afecta al otro“, explica el Dr. Conrad Sichler, médico y psicoterapeuta en Burlington, Ontario. El Dr. Sichler recomienda regularmente “prescripciones de naturaleza“, invitando a sus pacientes a pasar tiempo en ambientes naturales. A veces sus recetas incluyen un mapa de las zonas de interés natural, otras veces sólo tres palabras: “Salga de casa“.

¿Cómo puede ayudar la naturaleza

Estar al aire libre, en la naturaleza, significa que se están llenando los pulmones de aire fresco y, probablemente, dedicando unos minutos a hacer ejercicio, lo cual es muy beneficioso para su cuerpo. Al mismo tiempo, está fuera del trabajo y sin problemas, lo que le permite calmar el ritmo cardíaco y la presión arterial. También está el verde, un color asociado con la relajación y el bienestar psicológico. Un estudio de 2009 llevado a cabo en un hospital de niños encontró que los niños prefieren dormir en habitaciones pintadas de color verde o azul, en comparación con todos los demás colores.

Un estudio suizo llegó a la conclusión de que las personas sienten que se benefician más de un ejercicio físico, cuando se practica al aire libre. Sabía que incluso respirar un poco de polvo es en beneficio de la salud? Una investigación llevada a cabo en una bacteria común del suelo llamado Mycobacterium vaccae sugiere que esta pequeña bacteria, que a menudo se inhala cuando estamos en jardines o bosques, tiene numerosos efectos sobre la salud. Parece que de hecho es capaz de aumentar los niveles de serotonina en el cerebro, haciéndonos sentir más felices.

Cómo aprovechar al máximo la naturaleza

¿Quiere más naturaleza en su vida diaria? Trate de ir al trabajo en bicicleta o a pie, en lugar de tomar un vehículo o un transporte público. O pase parte de su tiempo libre en un lugar natural. Si carece de experiencia en senderismo o acampada y no es un gran fan de la tierra, el viento y los insectos, puede comenzar gradualmente, plantando un cantero o algún árbol fuera de su ventana. Aproveche la creciente tendencia de los clubes y gimnasios “green”, que permiten a las personas a disfrutar del aire libre en grupos.