Lapacho: útil contra la cándida, cistitis y otras infecciones

SONY DSCDesde el comienzo de su civilización, los indígenas sudamericanos recogían la corteza de un árbol que, además de hermoso, es muy valioso por sus muchas propiedades curativas. Hablamos del lapacho (Tabebuia impetiginosa) también conocida como Pau d’arco, del cual se utiliza la corteza interior, recolectada sin causar daño a la planta que es de hecho capaz de regenerarla muy rápidamente.

Las propiedades de esta planta son principalmente antibacterianas: hace ya cientos de años que se recurre a este remedio natural en caso de infecciones de diversa índole, y también cuando había necesidad de fortalecer el sistema inmunológico y tonificar el organismo. Actualmente se recomienda a menudo Lapacho en presencia de cándida, cistitis, infecciones vaginales y muchas personas pueden testimoniar el efecto positivo de estos molestos problemas.

Existen además, varias investigaciones científicas que han confirmado las virtudes de esta planta, de la que ha sido aislada, en particular una sustancia activa, el lapachol, útil precisamente para combatir los hongos y bacterias. Actualmente se están estudiando los efectos de este árbol en la lucha contra el cáncer.

Otras virtudes del Lapacho son sus propiedades anti-inflamatorias, antioxidantes, purificantes y tonificantes. Teniendo en cuenta todas estas virtudes, una buena idea es tomar una decocción de Lapacho para fortalecer el organismo, ayudándolo a a combatir enfermedades estacionales, pero también para evitar episodios de cándida y cistitis que pueden convertirse en recidivos.

Dónde encontrar y cómo consumirlo

La corteza del lapacho pude conseguirse comercialmente en herboristerías, tiendas de té o de alimentos naturales.

Una vez comprada la corteza (que se vende ya cortado en tiras finas), preparar una decocción utilizando aproximadamente 1 cucharadita a la vez, y beberlo una o dos veces al día utilizando, si es necesario, un poco de miel u otro edulcorante natural para hacen su sabor menos “leñoso”.

La alternativa es comprar cápsulas de corteza de Lapacho en polvo (también en herboristerías); la dosis diaria está recomendada en el envase; o elegir el extracto líquido y tomar una cucharada al día, disolviéndlo en agua.

Contraindicaciones

El Lapacho nunca debe tomarse durante el embarazo y la lactancia; tampoco en caso de que haga uso de medicamentos anticoagulantes, como la aspirina. Los efectos secundarios de esta planta son raros y ocurren principalmente a nivel gastrointestinal; en caso de que aparezca algún síntoma, dejar de tomarlo de inmediato!