Soluciones antibacteriales caseras para el limpieza y el lavado

bucatioPara desinfectar el hogar y la ropa, también se puede recurrir a los remedios naturales, que permiten eliminar las bacterias sin productos químicos contenidos en la mayoría de los desinfectantes y limpiadores industriales. Vinagre, jugo de limón, aceites esenciales y bicarbonato de sodio, por ejemplo, le permiten tener una casa limpia y un lavado desinfectado, en armonía con el medio ambiente y para nada perjudicial. Según un estudio realizado por la Universidad de Marilia en Brasil, además, existen productos naturales (como el vinagre) que poseen propiedades antibacterianas tan eficientes, que se puede utilizar incluso contra el cólera.
Consejos “DIY” para la higiene

El bicarbonato de sodio se puede utilizar de varias maneras, es un excelente antibacteriano, desinfectante y anti-olores que se puede diluir en agua, utilizándolo para la higiene de la ropa, la limpieza de ollas o utensilios incrustados, y en superficies tales como madera, mármol, acero inoxidable, o vidrio.

El vinagre, en cambio, es un anti-calcáreo, desinfectante para la ropa y superficies y un antimoho natural muy eficaz.

El limón se puede utilizar como detergente para platos, para el pulido del cobre o latón y para la limpieza de ropa, plantas y vajilla.

Como regla general, el agua caliente potencia la acción de cualquier detergente, e incluso solo, es un excelente limpiador. Una cucharada de bicarbonato de sodio (o incluso una taza de vinagre) diluida en 5 litros de agua tibia, permite limpiar pisos de forma barata y eficaz y también eliminar las manchas de la ropa.

Limpieza y lavado de la ropa

Un gel de lavandería se puede lograr mezclando 1 litro de agua caliente con 100 gramos de jabón ecológico rallado. Para maximizar la eficacia del producto obtenido se puede verter la mezcla en una bola de dosificación para añadir a la cubeta de la máquina lavadora.

Como blanqueador natural, se indica el percarbonato de sodio que se añade al gel de lavado.

Los aceites esenciales tienen acción antiséptica, desinfectante y aomatizante. Especialmente indicado para la desinfección, son los aceites esenciales de lavanda, cítricos, tomillo, árbol de té, salvia, orégano, canela, clavo de olor y enebro.

Un eficaz suavizante natural se obtiene agregando 100 mililitros de vinagre o una solución al 10% de ácido cítrico en el tanque de la lavadora.
Un aerosol adecuado a utilizar para la limpieza de superficies lavables y de pequeños electrodomésticos, puede ser preparada mezclando en 200 ml de agua del grifo, una cucharada de vinagre, 3 gotas de aceite esencial de limón y 3 gotas de aceite esencial de geranio .