Cuidado de las mascotas en las Fiestas

mascotaTu perro está listo para empacar! Fuegos artificiales, petardos, y otros “explosivos festivos”: el ruido que causan es una fuente de gran estrés para muchos animales domésticos: veamos cómo proteger a nuestros amigos de cuatro patas en las Fiestas!

Todo listo para descorchar el champán y saludar el nuevo año. Pero mientras los humanos celebran, los animales corren a sus guaridas. El último día del año para ellos debería venir con tapones para los oídos.

Los animales se estresan particularmente en Año Nuevo, porque tienen el sentido del oído mucho más desarrollado que nosotros. Para ellos, el sonido de una explosión es una señal de alarma, que resulta en una reacción de pánico y no de fiesta. Pensemos que el hombre tiene una audición comprendida entre las frecuencias de infrasonido, alrededor de 15 Hertz, y ultrasonido, de más de 15.000 Hertz. Los perros, los gatos y otros animales, en cambio, tienen una capacidad muy superior: el perro de hasta 60.000 Hertz mientras que el gato hasta 70.000 Hertz.

No sólo los amigos de cuatro patas sufren, además de perros y gatos, también otros animales, como las aves que, al oír las explosiones, se asustan y vuelan a ciegas hacia sus nidos o en busca de refugio, y muchas veces pierden la vida al chocar contra una pared, un enrejado o cables de alta tensión.

Consejos para vivir una Navidad o Año Nuevo pacífico para las mascotas

– No dejar sin vigilancia a los animales cuando se sienten fuertes explosiones. Asumir una actitud tranquilizadora hacia los animales, lo importante para el perro o el gato de la casa es que el amo siga siendo un buen punto de referencia.

– Acomodar una cucha o refugio en un área protegida de la casa. El animal tiende a refugiarse en una situación de estrés y malestar debido a ruidos muy fuertes. Evite ver los fuegos artificiales en el balcón junto con su perro: no le gusta en absoluto. Es preferible bajar las persianas y cerrar las ventanas.

– Mantenga a la mano el número del veterinario o una clínica cercana en caso de emergencia: si se producen reacciones muy violentas, el animal podría colapsar o, en el temor del momento, huir y golpearse, haciéndose daño. Si se encuentra en la calle asegúrese de mantener a su perro siempre con una correa.

– Controle microchip, medalla o tatuaje: si pierde repentinamente son importantes para encontrarlo prontamente.

Entre los remedios naturales para nuestras mascotas, están las flores de Bach, y entre ellas, las conocidas como Rescue Remedy, Mimulus o Rock Rose.

El Rescue Remedy es uno de los remedios más importantes para el bienestar de los perros. Es un remedio natural de emergencia, desarrollado por el Dr. Edward Bach. Este remedio, junto con las otras 38 flores de Bach, es utilizado con éxito por dueños de mascotas y veterinarios de todo el mundo, cuando el perro se agita si tiene que enfrentarse a un viaje o visitar al veterinario; si tiene miedo a los ruidos fuertes (por ejemplo, los fuegos artificiales de Año Nuevo); si ha sufrido malos tratos, un fuerte shock o ha sido abandonado, o tiene que cambiar de casa o amo. En general, es un remedio para hacer frente a una situación aguda, incluso con riesgo vida; o después de sufrir un trauma; o después de una cirugía delicada o dolorosa.

El Mimulus por su parte, es la flor del miedo. Cuando los ruidos fuertes lo alteran o la mascota tiene miedo de enfrentarse a un viaje, transformando nuestro propio viaje en un sonido infernal, este remedio trae calma y relajación para afrontar la vida cotidiana.

Sin embargo, por ejemplo, si una tormenta aterroriza a nuestra mascota, al punto de que el corazón parece salirse de las costillas, y la respiración se vuelve un jadeo rápido, es más apropiado administrar Rock Rose, que es la flor para el pánico, para el terror que paraliza.