Cuida de tu corazón y arterias con zumos naturales

2El corazón y las arterias son como el motor de un vehículo, por lo que un mantenimiento adecuado va a garantizar que funcione correctamente. Así mismo cada una de las piezas tiene que estar en buen estado para la máquina cumpla con su funcionalidad, es decir avanzar con salud, vigor y alegría.

Tomar conciencia

Algunos hábitos como una mala alimentación, el tabaco, el estrés o no hacerse chequeos de una manera periódico, llegan a determinar la aparición de infartos o de insuficiencias cardíacas. Por eso es necesario mentalizarse de que el corazón no es infalible, sino todo lo contrario, es muy vulnerable a todo lo que realizamos, comemos y sentimos. Por ello te vamos a proponer una serie de batidos naturales que te van a ayudar en esta tarea si los tomas a diario.

Batido de naranja, zanahoria, papaya y uvas

El zumo de naranja combinado con uvas, papaya y zanahoria aporta un tipo de antioxidante conocido como hesperidina que resulta muy poderoso. Este flavonoide se encuentra principalmente en vegetales y frutas de color naranja y sus propiedades se caracterizan por mejorar la función de los vasos de la sangre, reducir el nivel de colesterol en la sangre y prevenir la arteroesclerosis.

Para prepararlo se necesita una naranja, diez uvas negras, cien gramos de papaya, una zanahoria y un vaso de agua. Para su elaboración hay que licuar las uvas, la papaya y la zanahoria y después mezclar el resultado con el zumo de naranja. Después se combina con el agua hasta lograr una bebida homogénea.

Como dato curioso decir que hay una variedad de naranja que es muy adecuada para el cuidado del corazón y de las arterias: la naranja roja o de “sangre”. La temporada perfecta para encontrarla va desde diciembre hasta mayo. Si lo logras, no dudes en añadirla a este zumo.

Limonada verde

Con el siguiente batido vamos a conseguir regular el nivel de colesterol gracias a las propiedades del limón, la manzana y las espinacas. Los polifenoles y la pectina que están presentes en la piel de la manzana ayudan a disminuir el colesterol malo y a reducir las producción de moléculas inflamatorias que se encuentran relacionas con el riesgo de sufrir un infarto.

El limón por su parte tiene un efecto antioxidanete que estabiliza el metabolismo y reduce la síntesis del colesterol. Las espinacas además de reducir el colesterol, regulan la tensión arterial y su ácido fólico junto con la vitamina B6 que contienen, reduce el nivel de homocisteína en la sangre.

Para preparar este batido se necesita una manzana verde, cinco cucharas de zumo de limón, treinta gramos de espinacas y un vaso de agua. Se lava y corta la manzana en cuatro partes y se exprime el limón para conseguir su zumo. En la licuadora se mezclan las espinacas con las manzanas con piel y se añade el vaso de agua y el zumo de limón. Se mezcla todo bien y se ingiere.

Batido de aguacate y de arándanos

Esta batido es un auténtico torrente de energía para las arterias y para el corazón. Se necesitan cien gramos de aguacate, diez arándanos y un vaso de agua. Solo hay que llevar a la batidora los tres ingredientes y batir durante unos segundos hasta lograr una mezcla homogénea. Tómala durante tu comida principal y verás cómo notas la diferencia.