Cómo limpiar el horno con métodos naturales

hornoExisten muchos productos para la limpieza del hornos que contienen productos químicos peligrosos, por lo que es importante saber cómo limpiarlo de una manera natural.

Por más desagradable y agotadora que sea, la limpieza del horno también se puede realizar con cuatro ingredientes naturales y ecológicos que definitivamente nunca fallan en el hogar: bicarbonato de sodio, vinagre, jugo de limón y sal.

Con la ayuda de estos productos – económicos, y seguros para la salud y el medio ambiente, se puede desengrasar a fondo, eliminar los olores y restaurar el brillo de las superficies sin mucho esfuerzo, evitando el uso de productos poco ecológicos y peligrosos para la salud, ya que pueden ser inhalados en forma de vapores o incluso ingeridos junto con la comida si no se retiran perfectamente de las superficies.

Veamos, entonces, estas ideas para limpiar, desengrasar y mantener el horno resplandeciente en forma natural, utilizando detergentes ecológicos y fáciles de preparar en casa:

Agua y sal

Mezclar 1/2 litro de agua con 250 gramos de sal hasta que la mezcla esté espesa y suave. Aplicar la mezcla con una esponja sobre los depósitos y manchas quemadas, dejando reposar durante unos 15 minutos. Enjuagar con un paño húmedo.

Sal y vinagre

Para obtener un desengrasante limpiador natural y también anti-olores puede reemplazar el agua con vinagre y mezclar ½ litro de vinagre blanco con 250 gramos de sal. Cuando la sal se funda completamente, poner la mezcla en un rociador y pulverizar en el horno caliente tratando de llegar a los lugares de difícil acceso. Dejar secar y enfriar el horno. Retirar los residuos de sal endurecida con una esponja de limpieza y acabar con un paño suave.

Bicarbonato de sodio y sal

Para obtener un detergente natural muy eficaz para la limpieza del horno es suficiente una taza de sal, una de bicarbonato y una de agua. Extender la mezcla obtenida en toda la superficie del horno y dejar reposar durante una hora. Después de este tiempo, se puede quitar con un trapo toda la grasa y restos de comida sin esfuerzo. Enjuagar rápidamente con un paño húmedo y listo.

Bicarbonato de sodio y vinagre

Después de rociar vinagre blanco en el horno tibio, espolvorear la superficie con bicarbonato de sodio y dejar actuar durante media hora. La reacción química provocada literalmente “atraerá” la suciedad que se podrá quitar con una esponja abrasiva empapada en agua tibia y bicarbonato de sodio.

Agua y limón

Si la suciedad es obstinada, lo que necesita es un detergente natural a base de agua y jugo de limón. Poner en un molde para hornear con lados altos, el jugo 3 limones grandes y añadir un poco de agua. Hornear durante aproximadamente media hora a 180° para que la evaporación del agua mezclada con limón desengrase las paredes del horno. Apagar entonces el horno, dejar enfriar y empapar un paño con el líquido remanente. Proceder con la limpieza normal del horno, y completar con un enjuague a fondo. Si nota cualquier suciedad residual, tratarla directamente con una mitad de los limones exprimidos.

Agua y vinagre

El mismo proceso se puede realizar reemplazando el jugo de limón con un vaso de vinagre blanco o de manzana. Dejar hervir en el horno una olla con agua y vinagre durante quince minutos; retirarla y, cuando el horno esté frío, continuar con la limpieza del horno con un paño empapado en una mezcla de agua y 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio
Limpiar el horno de manera natural es muy fácil y barato, pero el consejo es no dejar que se ensucie mucho, sino limpiarlo al menos una vez a la semana, con alguno de los remedios ecológicos sugeridos. De esta manera tendrá un horno limpio y fragante, con poco esfuerzo y cero productos nocivos, pero mucho ahorro!